Primer largometraje producido integramente por Gato Verde, rodada en 6 días y con un presupuesto de cortometraje.